40 Años de Metro a la Prosperidad (1973-2013)

El próximo mes de marzo se conmemora el 40º aniversario de la inauguración del tramo de la línea 4 Diego de León- Alfonso XIII. Este tramo supuso el desbloqueo de la expansión hacia el noroeste de Madrid para llegar a los populosos barrios de Prosperidad, Arturo Soria y Canillas.

UN POCO DE RETROSPECTIVA.

Esta necesidad venía de lejos. A finales del siglo XIX y en los años veinte del pasado siglo hubo varios proyectos nunca construidos en los que se propugnaba la llegada del Metropolitano a barrios populares como la Guindalera y La Prosperidad. 1

garciafariaDEFweb

Uno de esos proyectos fue el de D. Pedro García Faria, que después de exponer lo que serían sus cuatro líneas principales, sugería que en el momento de su puesta en marcha se extendiese un ramal desde Colón hacia un punto intermedio de estos dos barrios citados. 2

Veinticinco años más tarde los proyectos también fallidos del Banco Español de Crédito y del ingeniero Sr. García Mercadal proyectaban metropolitanos con líneas hacia La Prosperidad desde la Guindalera.1

Con la llegada del Metropolitano Alfonso XIII, se proyectaron también cuatro líneas diseñadas de tal forma y manera que se pudiesen expandir en el futuro. Con esa visión se modificó la primitiva línea 3 de la concesión, la llamada “del barrio de Salamanca”, con el fin de alcanzar la calle Diego de León no en Serrano sino en el final de la calle de Torrijos, para en un futuro y después de llegar a la Guindalera (más bien a sus puertas) alcanzar la Prosperidad. 2

Inaugurado en 1932, el ramal a Diego de León cumplió el año pasado 80 años, aunque durante décadas no dejó de ser eso, un ramal. En 1944 se inauguró la línea 4 “de los Bulevares” desde Argüelles hasta Goya, e inexplicablemente no se le unió el ramal como se encuentra en la actualidad. La diferencia en el número de pasajeros y otras dificultades técnicas y económicas lo desaconsejaba. En octubre de 1958, ABC publicaba en su columna “Madrid al día” una pequeña reseña: “Acojamos con júbilo la supresión del trasbordo en la estación del “Metro” de Goya. Es nada más ni nada menos que el primer paso para esas nuevas líneas aprobadas con urgencia hace ya varios años”. 2

La separación del ramal de la línea 2 era imprescindible técnicamente para prolongar el Metropolitano hacia el noroeste de Madrid, que, ante la explosión demográfica, ya demandaba un transporte público de masas.

Sin embargo, no será hasta el 26 de marzo de 1973 cuando se inaugure la prolongación del metro desde Diego de León hasta Alfonso XIII, que de facto cortaba la expansión hacia esas zonas.

LA PRENSA.

En los periódicos del momento, y en especial en el diario ABC, se publicaron varios artículos en sucesivos días sobre este esperado acontecimiento, reflejando además las futuras líneas (algunas en construcción) del metro como solución inmediata del caos circulatorio en superficie que se estaba adueñando de Madrid.

Resumo en varias líneas lo que publicaba el diario ABC, el 22 de marzo de 1973:

«El próximo lunes se inaugura un nuevo tramo del metro: Diego de león Alfonso XIII, la línea IV se completará con Alfonso XIII-Arturo Soria (muy avanzado) y Oporto-Lago-Ciudad Universitaria-Cuatro Caminos”. ”La línea VI tramo Cuatro Caminos-Pacífico, tiene muy avanzada la construcción de las estaciones…la línea VII está prácticamente concluida, ultimándose los accesos, andenes, etc.… siguen su ritmo el tramo Alfonso XIII –Arturo Soria y Ciudad Lineal –Canillejas donde se construyen las nuevas cocheras… El MOP tiene adjudicadas con varias empresas la construcción de las líneas VIII y IX.»

EL TRAZADO Y LOS NUEVOS DISEÑOS

Su longitud era de 2.724 metros; incluía la súper-estación de Avenida de América, donde según las previsiones de la época confluirían las líneas IV, VI, VII y IX. El Estado invirtió en la construcción de este tramo 208 millones de pesetas y la Empresa otros 62.

A esta estación se la dotó de un magnífico vestíbulo con un mosaico de grandes dimensiones representando la llegada de Colón al Nuevo Mundo.

mural

Tras ésta, se construyó la estación de Prosperidad, cuya salida se situó en medio de la plaza del mismo nombre entre las calles de Quiñones y Vinaroz, y la de Alfonso XIII en la confluencia de López de Hoyos y Clara del Rey. Servía así la zona del comienzo de la Avenida de América y prolongación de General Mola (hoy Príncipe de Vergara) y toda la superpoblada zona final del antiguo camino de Canillas.

accesos de metro

Las longitudes de los tramos inaugurados eran: Diego de León-Avenida de América, 404 metros; hasta Prosperidad, 785 y hasta Alfonso XIII, 853. Además de los tramos de túnel citados se construyó una prolongación hasta la futura estación de Avenida de la Paz con 572 metros que se utilizaría como cochera. Recordemos que el tramo hasta Arturo Soria estaba casi terminado.

LA INAUGURACIÓN.

Venido a solucionar un grave problema de transporte, a este tramo se le dio una gran importancia.

Portada de ABC de 1973 La inauguración la efectuó el entonces Jefe del Estado, un consumido General Franco, que no obstante –en su previsible y esperado final dos años después– lograba aún congregar a gran multitud de Autoridades, prensa y sobre todo público, que le ovacionó repetidamente a su entrada y salida del tramo.

Al Generalísimo le acompañó el Ministro de Obras Públicas, don Gonzalo Fernández de la Mora, el Ministro del Ejército y de la Vivienda, el Alcalde, los gobernadores civil y militar, el presidente de la Diputación y los directivos de la Compañía.

Franco accedió por la estación de Alfonso XIII. Después de medio siglo, al denostado rey, se le concedía el honor que merecía dándole su nombre a una estación del metro que él inauguró.

0413-02-ALFONSO XIIImodEn el vestíbulo pulsó el botón de una máquina expendedora automática para, como decía la prensa del momento, obtener el billete número uno. Acto seguido, el Ministro leyó un discurso y, tras este, el General cortó la cinta inaugural y bajó junto la comitiva al andén por las escaleras mecánicas, donde les esperaba el tren inaugural. En Prosperidad, el Jefe del Estado se apeó para visitar la subestación transformadora de electricidad; se continuó el viaje hasta la Avenida de América donde tras contemplar el grande y funcional atrio y el impresionante mural del descubrimiento, salió al exterior. Después de las despedidas de Autoridades y vecinos, tomó un coche y marchó al Pardo.

trazadol4
Referencias del artículo

1. ZAMORANO GUZMÁN, J.C. (2012) El metro que pudo haber sido y no fue. Madrid: Ed. La Librería.
2. VARIOS AUTORES (2010-2011). 90 años de metro en Madrid. Madrid: Ed. La Librería.

Juan Carlos Zamorano

Ex presidente de la Asociación Amigos del metro de Madrid, Andén 1. Director de la revista "Andeneros". Apasionado de la historia del metro y entusiasta de los metros y ferrocarriles del mundo. Autor de los libros: "La taquillera del metro", "El metro que pudo haber sido y no fue" y coautor de "90 años de metro en Madrid".