Andén 1 Metro de Malaga

“Más vale tarde” fue lo que debieron decir los malagueños el pasado 30 de julio de 2014. Fue entonces cuando por fin pudieron empezar a disfrutar de su red de metro tras años de obras y retrasos en la ejecución. La fecha de apertura original fue elegida para que no se olvidara: el 11 de noviembre de 2011. Pero ese día no hubo ni visitas a las obras: los retrasos y los presupuestos impedían su inauguración. Tuvieron que pasar casi tres años más para ver en funcionamiento esta infraestructura que, con 12 kilómetros de longitud, acerca el centro a los barrios del Sur y Oeste de la ciudad.

Una vez que en Andén 1 supimos de la fecha de apertura de la red empezamos a preparar la visita a la capital de la Costa del Sol. Ajustando agendas entre todos los que mostraron su intención de ir, finalmente acordamos la fecha del 7 de febrero para bajar desde Madrid. Algunos socios prefirieron viajar en tren; otros usaron el avión, y alguno el autobús, pero nos encontramos todos en la estación de Málaga-María Zambrano. Desde aquí, un autobús nos llevó al complejo que Metro de Málaga tiene en las afueras de la ciudad, donde aúna las oficinas, el puesto de mando, las cocheras y los talleres.

Nada más llegar nos recibió el jefe de línea, Pedro Arribere, que nos haría de guía durante todo el día. Tras pasar a la sala de conferencias, Pedro nos hizo una pequeña aproximación a la red, su proyecto de construcción, el material móvil, la señalización, los planes de futuro, y el funcionamiento básico de la red. Aunque su presentación no dejó lugar a dudas, la mayoría de los socios aprovechó la ocasión para acribillarle a preguntas.

Metro Málaga Puesto Mando

Una vez acabado el turno de preguntas, y con el tiempo algo justo, continuamos nuestro tour pasando al puesto de mando, donde pudimos ver cómo se controla la red y las posibilidades de explotación. Comparado con el puesto de mando que otras redes que hemos visitado, el de Málaga se nos hace pequeño, pero por supuesto, acorde al tamaño de la red que se tiene que dirigir.

Con todas las explicaciones dadas, cambiamos de edificio y pasamos a los talleres. Metro de Málaga es operado con tranvías Urbos-3 de CAF, similares a los que se utilizarán también en Granada, con características especiales para el servicio, como su CBTC. Málaga cuenta con 12 ramas de esta serie de CAF, de las que 6 estaban en servicio durante nuestra visita, 4 estaban en las cocheras y las dos estaban en reparación. Durante las horas punta de los días laborables pueden verse hasta 10 trenes en servicio, ofreciendo un intervalo de 7 minutos y medio, mientras que los fines de semana la frecuencia es de 10 minutos durante la mayor parte del día.

Nuestro guía Pedro nos ofreció poner en marcha una de las unidades que estaba estacionada en las cocheras y no dejamos ir la oportunidad. Aprovechamos para fotografiar con tranquilidad cualquier detalle interesante, como los carteles que recuerdan que hay que agarrarse debido a la aceleración que tienen estas unidades, y preguntar algunas cuestiones sobre la conducción de estos tranvías.

Metro Malaga Urbos3 CAF

Llegados a este punto, habíamos terminado la visita al recinto de Metro de Málaga, pero antes de salir volvimos al puesto de mando para recoger los billetes necesarios para visitar la red y recibir un pequeño recuerdo de nuestra visita. Cuando salimos, un autobús ya estaba en la puerta para llevarnos hasta la primera estación de la línea 1, Andalucía Tech. De las cocheras a esta estación apenas hay 500 metros, pero por motivos de funcionamiento y coordinación no se pudo sacar un tren a línea que nos llevara hasta allí.

Todas las estaciones en superficie, como Andalucía Tech, están cortadas por el mismo patrón. En el andén podemos encontrar un pequeño templete que integra máquina de venta de billetes, validadora de títulos y paneles de información, variable y fija, al usuario. Al ser una red tranviaria, estas estaciones son fácilmente accesibles para personas con movilidad reducida.

Apenas esperamos un par de minutos hasta que nuestro tren llegó. Ya que en Andalucía Tech apenas se han montado un par de pasajeros, aprovechamos para tomar puestos frente a la acristalada cabina de conducción, para no perdernos nada. En los tramos en superficie, la circulación es puramente tranviaria, con marcha a la vista. La aceleración es una de las cosas que más notamos, ya que es la de un tranvía y no la de un metro. Empezamos a circular rápidamente hacia el centro de la ciudad, pasando por las estaciones de Paraninfo, El Cónsul, Clínico y Universidad. Aquí acaba el único tramo en superficie que hay en la red y pasa a ser un metro que circula bajo las calles.

Andalucía Tech Metro Malaga

La velocidad aumenta considerablemente, al amparo del sistema ATO-CBTC que llevan embarcado todas las unidades, aunque hay algunas partes del trazado que obligan a reducir la velocidad. Seguimos por las estaciones de Ciudad de la Justicia, Portada Alta, Carranque y Barbarella. Al igual que las estaciones en superficie, las que están bajo tierra también tienen una arquitectura similar: construidas entre pantallas, con andén central, y ascensores y escaleras mecánicas para facilitar la accesibilidad. Todas menos la estación de La Unión, una de las más singulares de toda la red junto con El Perchel, que distribuye los andenes en dos niveles distintos, al no haber espacio suficiente para introducir un andén central.

Tras La Unión, llegamos a El Perchel, la estación central del metro de Málaga. En este caso, se plantearon varios métodos constructivos para esta estación, optándose finalmente por una solución denominada C-Plus. Esta solución consiste en disponer dos niveles de circulación, de tal forma que, cuando la red se amplíe hacia el centro, los viajeros podrán hacer la correspondencia entre las dos líneas con sólo cambiar de andén. Esto, por cierto, ocurrirá muy pronto, porque ya se están realizando los trabajos para llevar el metro hasta la estaciones de Guadalmedina, junto al río, y Atarazanas, en pleno centro de Málaga.

Recorremos el amplio vestíbulo de la estación y aprovechamos para “asaltar” el punto de información que hay en esta estación, donde nos aprovisionamos de planos, horarios, reglamentos y cualquier cosa que nos pudieran dar. Allí nos informan que ya se está construyendo un pasillo para conectar con la estación de Málaga-María Zambrano, situada a apenas unos metros. También nos recuerdan que en todas las instalaciones de Metro de Málaga está prohibido tomar fotografías, al contrario que en Madrid, algo que varios controladores y vigilantes de seguridad ya nos han señalado durante la mañana. Como buenos invitados, nosotros ya conocíamos las normas de antemano y habíamos solicitado unos permisos especiales para la ocasión.

Metro Malaga

Aunque en todas partes aparezca que hay dos líneas de metro en Málaga, la realidad es que, hasta que no se amplíe la red hasta el centro, se explotan como una sola, sin que el viajero tenga que cambiar de tren. Así que desde el mismo andén al que llegamos, salimos hacia el otro extremo de la red. Pasamos por las estaciones de La Isla, Princesa, El Torcal, La Luz-La Paz, Puerta Blanca y, finalmente, Palacio de los Deportes. Esta estación está diseñada para soportar un gran tráfico de viajeros, debido a la cercanía con el Pabellón Martín Carpena, sede del equipo de baloncesto Unicaja-Málaga.

Una vez vista la estación, diferente a otras por su vestíbulo integrado dentro del templete, volvimos a El Perchel, dando por terminada nuestra visita al metro. Pero no a Málaga, porque aún tuvimos tiempo por la tarde, y algunos, durante el fin de semana, para poder disfrutar de esta ciudad. Desde aquí agradecer a todo el personal de Metro de Málaga, y especialmente a Pedro Arribere, su amabilidad y cortesía con nosotros y desearles todo lo mejor para su recién nacido metro.

Metro Malaga

Fotografías | Pablo Hermoso y Jorge Serrano