La Asociación de amigos del metro de Madrid Andén 1, quiere condenar los hechos sucedidos en la madrugada del martes día 11 de junio, cuando un grupo de grafiteros provistos de planos y llaves de cabina, paralizaron la línea 7 para realizar pintadas en las instalaciones, tal y como informó la prensa.

Del mismo modo, esta asociación también rechaza otro similar ocurrido en la madrugada del día 26 de junio, en la que un grupo de encapuchados paralizaron la línea 6 para realizar pintadas en algunos de los trenes que circulaban en ese momento por la línea.

El recorte en seguridad supondrá un aumento de estos actos

Andén 1 lamenta que estos sucesos, pues perjudica la circulación normal de los trenes y la movilidad de la ciudad, pone en peligro a los usuarios, y sobre todo, ocasiona un coste por la limpieza de los trenes e instalaciones que sale de los impuestos y las tarifas que pagamos todos.

Además, la Asociación Andén1 quiere mostrar su preocupación por la reducción del personal de seguridad que sufrirá la red de metro después de verano, lo que en opinión de la Asociación, puede provocar un incremento del número de robos y actos vandálicos.

Por último, la Asociación de amigos del metro de Madrid pide a Metro de Madrid y a las autoridades competentes una mayor implicación contra la lucha de estas actividades, con el fin de reducir los robos y actos vandálicos que suceden en las instalaciones del metro.